04 octubre 2009

MONTEFRÍO (GRANADA)

El pueblo creció a partir del antiguo castillo nazarí de 1352, cuando reinaba en Granada Abú-Abdalá Jusuf. En 1486 es conquistado por los Reyes Católicos y sus habitantes quedaron como mudéjares.
Los monarcas mandaron construir en el castillo una iglesia, como venía siendo costumbre en ellos al conquistar alguna fortaleza mora. Posteriormente, entre 1540-42, se pensó en renovar y ampliar la iglesia y para ello fue llamado el maestro Diego de Siloé, quien proyectó una iglesia en la que se aunaban las soluciones de gótico y el mudéjar con los repertorios decorativos del renacimiento. La bóveda de la nave es de crucería y sus nervios arrancan por encima de una cornisa, apoyándose en repisas con decoración escultórica de ángeles y conchas. La fachada principal es muy sobria y está dividida en dos cuerpos horizontales separados por una cornisa. El superior con tan sólo una ventana de medio punto y el inferior la portada misma en forma de arco de medio punto con un relieve en piedra de la Anunciación. En la cuesta de acceso a la fortaleza pueden verse antiguos enterramientos de la época cristiana.
En el centro del pueblo se encuentra la iglesia de la Encarnación que fue construida bajo el reinado de Carlos III. Su forma está dominada por un círculo perfecto que a los habitantes les parecía más adecuada para horno que para iglesia. El precedente de esta iglesia se encuentra en Roma en el panteón de Agripa-Adriano.En el otro extremo de la población se encuentra el convento de los franciscanos que durante la desamortización de Mendizábal abandonaran el convento y la casa pasó a ser una casa de vecinos y hasta hace poco tiempo ha sido una panadería conocida con el nombre del "La máquina." Su torre cuadrada está rematada por un capitel de cerámica y coronada por un tejado puntiagudo de tejas vidriadas.
El Ayuntamiento se encuentra en una casa solariega de 1787. Se trata de un edificio de tres pisos y semisótano, en cuya fachada se abren ventanas con rejas y en el centro un balcón volado, que constituye, sin duda, el elemento más notable de su composición.

8 comentarios:

Juan T.A. dijo...

Como era costumbre, un pueblo levantado a la vera del Castillo, y este en lo alto del cerro y las casas desparramadas por sus laderas.
Al igual que la costumbre de remodelar el pueblo al paso de cada creencia religiosa, la de vueltas que habrán dado algunas de esas piedras.
Dos preciosas fotos, la primera mostrando el conjunto en su entorno, con el olivar , el sustento, y las casas encaladas del sur. Y la vista aérea de la última.
El resto, con buenos detalles de su pasado arquitectónico y un relato de su historia, que todo en conjunto bien podía usar el Ayuntamiento con folleto turístico. Eso sí, con permiso del autor, que últimamente hasta los organismos públicos piratean que da gusto.
Saludos

lola dijo...

Precioso el pueblo y muy interesante lo que cuentas. ¿era aquí donde enconstraste el guía cubano? nosotros estamos regados por todo el mundo, no creo que no haya una sola ciudad donde no esté un cubano procurándose los garbanzos.
Saludos y que tengas una buena semana.

EVA dijo...

aaY Pepe, no time...no time....no time....

Isa dijo...

Hola Pepe, no paras no paras, dí que sí. Estás hecho un guía magnífico. Espero te vaya bien en la excursión de esta semana. La que viene nos tenemos que ver sin falta. Ah! me encanta hacer carne de membrillo,mmmm!!

Una senderista. dijo...

Estupendo post, no sabía nada de ese pueblo y resultaría interesante su visita.
Mucha historia en tan poco espacio, como casi todos los pueblos de Andalucía.

Por cierto, ya se de donde viene tu nombre,hojeando una revista apareció Montgó

©Toro dijo...

Pepe, cualquier reportaje de cualquiera de estos muchísimos puntos de interés que tenemos en Andalucía, son bienvenido; gracias a que gente como tú se implican y nos hacen llegar a todos cuantos andamos por esto de internet, y como bien sabes, también de forma no tan conocida, pero que es así, se difunde por la red. Gracias de nuevo por que con tus fotos, con tus artículos donde informas de detalles y aspectos de este pueblo, como de todo cuanto vas recogiendo, nos haces participes. Un abrazo

Bibiano Montes dijo...

Buena descripción en consonancia con sus fotografías, para precioso pueblo levantado por esos pobladores de las Sierras Béticas. Completamente adaptado a la topografía del terreno, aprovechando los recursos locales,con poco impacto al paisaje...vamos!, igual que los proyectos urbanísticos actuales.
un saludo,

- YOGUR - dijo...

El pueblo tiene muy buena pinta, si señor :)