09 noviembre 2011

DE VUELTA



De vuelta a casa y de vuelta al blog. En cuanto al exterior todo sigue igual: políticos por todos los medios y vulgaridad en la pequeña pantalla. Yo no se mucho portugués, pero me da a mi, por lo que pude ver en el país vecino, que allí están igual. Así que vamos a tomarnos una cervecita en Santa Luzia, en El Algarve, donde los “polvos” son espectaculares: con arroz, como albóndigas mezclado con bacalao, en cazuela, etc. No pude encontrar un postre con “polvo”, así que me refresque con un helado y terminé con un café, con un buen café. Café como saben hacerlo los portugueses. Y ahora necesito tiempo, mucho tiempo, para editar todas las imágenes que he tomado y ofreceros algunos cortos de aquellas tierras. Me alegro de encontraros igual de bien y gracias por cuidarme la cebra.
P.D. Polvo en portugués significa pulpo en español y no sean tan mal pensados.

10 comentarios:

Flores dijo...

Con un par...
Viva el Pulpo y el polvo.
Espero impaciente ir viendo el Algarve a través de tus cortos.
Saludos

LU dijo...

Para pulpo, el gallego, he dicho… El café, el que preparan en Portugal, qué delicia!!!! Y esos arroces con pescado… Ay qué hambre me está entrando!!!

Esperando tus fotos

Biquiños

Carmen dijo...

Se te echó de menos en el Citron... Portugal es un buen sitio para perderse, buena comida y buena gente!!!

Pepe del Montgó dijo...

FLORES dame un poco de tiempo porque estoy muy liado. Prometo poner alguna peliculita.
LU en Cambados comí pulpo hasta hartarme.
CARMEN hoy no ha podido ser. ¡Con la de cosas que tengo que contaros!

Luis dijo...

Pero que bien te lo montas so canalla... podrias darme un cursillo? yo de mayor quiero ser como tu... ABRAZIN

José Ramón dijo...

Por circunstancias digamos románticas acabé en Barcelona en el 90 al acabar la carrera. luego la cosa no fue bien y volví un año más tarde. Bueno, al menos dejé grandes amigos y una mica de catalá. Cuando puedo voy o vienen. Esta vez tocó ir para que conocieran a las niñas. Y ya está.
Una gran ciudad con sus defectos como todas. Milán me recordó a Barcelona pero no hay color. Barcelona es molt bonic.

lola dijo...

Y a mi que no me gusta el pulpo. Es que nada más verlo en la pescadería me da repelús. A veces pienso que la culpa la tuvo la película 20000 leguas de viaje submarino.
Me alegro que hayas disfrutado de las vacaciones. Ahora podrás aburrirte escuchando las promesas de los políticos.
Saludos y buen fin de semana.

Fermina dijo...

Claro que nadie habia pensado mal, Don Pp! es que sabemos muchos idiomas!!!!!!
Si la comida estaba tan buena como las fotos!
Pero yo voy con lola, no me gusta el pulpito, es mas, como nunca me ensennaron nada de esos "bichos" no me como na'ita de mariscos! Lo que me estoy perdiendo eh?
Un abrazo y buen fin de semana

Pepe del Montgó dijo...

LUIS todo se andará.
JOSE RAMON pensaba que esa estancia era más reciente.
LOLA acabo de ver "20000 leguas de viaje submarino" con mi nieto y le ha gustado. Espero que no se traumatice.
FERMINA por aquí los mariscos son muy frecuentes en las comidas.

photomalaga dijo...

Pepe si la comida estaba igual de bien que los bodegones que le has hecho, entonces estaba de lujo, jajajaja.
Un abrazo