06 febrero 2012

THE ARTIST

Hay que ir al cine, hacer un poco de cola, siempre es bueno para sociabilizarse, sentarse en la butaca y retreparse un poco, sin llegar a meterle las rodillas en la nuca del espectador que está sentado delante, esperar a que se apaguen las luces, que la pantalla se ilumine, y dejarse atrapar por la historia, en toda película hay siempre una historia. Si alguien me lee es casi seguro alguien al que le gusta el cine y por lo tanto me entiende. Y todo eso, nada más que eso, es lo que hay que hacer para ser feliz los 98 minutos que dura esta película. Que en el siglo XXI, casi cien años después de la aparición del cine sonoro y de las películas en color, se nos ofrezca una película muda, con sus correspondientes cartelitos y su música de fondo, y en blanco y negro, eso sí, con una definición de imagen que ya hubieran querido nuestros antepasados, digo que en el siglo XXI a los espectadores les vuelva a gustar el cine en esas condiciones, indica que el cine está vivo y que el cine forma parte de la vida de la mayoría de los humanos. Me ha gustado mucho, muchísimo, y no porque tenga una historia que me haya hecho pensar y haya despertado mis instintos revolucionarios, no, me ha gustado porque Michel Hazanavicius ha realizado una película con mucho cariño y pensando que los espectadores que van a ver su película son gente inteligente y con el mismo amor al cine que siente él. El guión, pese a su sencillez aparente en cuanto a la historia, es de una complejidad perfectamente controlada, de manera que va envolviendo al espectador y le lleva a una situación de las más vistas en cine, con su historia de amor, pero nunca presentada así, porque muchas películas pueden contar la misma historia, pero cada una la contará de una forma distinta, y este director la cuenta como a todos nos gusta que nos cuenten las historias de amor, que las podamos compartir. Es aconsejable ir a ver esta película con alguien al que también le guste el cine y así, mientras te levantas de la butaca con una sonrisa de parte a parte y vas por el pasillo, ya vas comentando las interpretaciones, la fotografía, la iluminación, el ritmo y todos los elementos que hacen que una película sea una buena película.

11 comentarios:

Carmentecnoep dijo...

Yo fui a verla sola, pero es que me la habían recomendado muy encarecidamente y no quería dejarla pasar. Es cierto, la sonrisa de oreja a oreja cuando te levantas de la butaca del cine...

AMADO MIO dijo...

Mecachis en la mar, teníamos que haber compartido esta peli aquélla tarde malagueña.
Cuando la vea, volvemos a hablar de cine.

Corpi dijo...

A mi m'havien dit que era un tostó. Ja veurem què faig.

EVA dijo...

Pepe, vimos hace poco esta película, me encantó!!
MalditoR hazte un feisbuk que coincidimos mucho en los temillas y es menos serio que el bloggeo jejejejeej

Un besico, ya mismo nos vemos de nuevo y, seguramente seremos uno más:P

lola dijo...

Pepe, no la he visto, la verdad es que ni siquiera se si aún sigue en algún cine. Pero no pierdo la esperanza de verla, por lo que he leído en todos los blogs amigos que la han visto la recomiendan muy bien.
Saludos y buen fin de semana.

AMADO MIO dijo...

Como me temía, no pude colarme ayer en el cine, no me dejó María.
Tendré que hacer una escapada solitaria, porque verla, la tengo que ver.

Juan Carlos dijo...

La semana anterior cayó Los descendientes (bonísima) y esta semana caerá esta. Ya son demasiadas voces diciendo que es genial.
Salu2

David C. dijo...

"The Artist" es la gran sorpresa que nos dejo el 2011.

AMADO MIO dijo...

ya sabrás que ya la he visto.
Ta sabía yo que podía fiarme de tus opiniones. Lloré como un niño, jeje.

¿Has visto War Horse? ¿Y la de la paz de los malditos? ¿Y la piel que habito?, hala, hala, a meter prisa.

Vale, escribe de lo que quieras, pero escribe

Penélope dijo...

He empezado a verla y no pude con ella; la dejé a los 15 minutos. Con todas las críticas tan positivas que me cuentan y leo sobre ésta película... voy a tener que darle un 2ª oportunidad...

photomalaga dijo...

Está claro que tengo que ir más al cine.
Un abrazo