15 septiembre 2008

OLVÍDATE DE MÍ

¡Cómo me gustaría tener el guión de esta película para analizarlo, destriparlo, disfrutarlo! Tanto el director como todos los actores han puesto toda la carne en el asador para asumir el guión y sacar adelante y con éxito la película. Y lo consiguen, vaya si lo consiguen. Al menos eso me lo parece a mí que considero un éxito de película no equivalente a un éxito de taquilla. No hay cosa que me guste más en el cine que me consideren un espectador pensante y que durante toda la proyección hagan trabajar mi mente al mismo compás de las imágenes que veo. La historia ¿cuál es? Una historia de amor y desamor, sin más. Pero Charlie Kaufman construye un extraordinario guión cinematográfico sobre esa historia que en otras manos podría haber sido un melodrama de ciencia ficción. Y Michel Gondry, el director, que también ha trabajado en el guión, lo lleva a la realización muy correctamente. Sólo faltaban actores que se creyeran lo que estaba ocurriendo (eso es fácil en un melodrama) pero además tenían que interpretar un juego de tiempos: adelante, atrás, en paralelo; y ponerse en situaciones increíbles que sólo adquieren sentido en el total de la película. Y por último, tiene que intervenir el espectador en todo ese juego porque el guión así lo requiere. La secuencia de la escapada a la infancia no se puede entender si el espectador no huye con los protagonistas y se mete debajo de la mesa. Insisto en que es una película para disfrutar pensando sobre lo que ves, relacionando con lo que has visto y buscando posibles salidas para la historia de amor. Al final… hay que verlo para creerlo. Es que todo concluye en esas secuencias muy bien planteadas y planificadas. Y uno se levanta de la butaca con esa satisfacción de que han contado con él para hacer la película.

6 comentarios:

carmen dijo...

Hola Pepe!!! Una peli más que tengo que ver..la apunto!!!!
Gracias por tus buenos deseos. He tenido un buen día. Como me gusta mi trabajo y mis compañeros son estupendos conmigo, ni siquiera he visto a la bruja (tampoco he preguntado por ella, claro, ja, ja).
Nos vemos el jueves y nos ponemos al día.

EVA dijo...

Holaaaaaaa guapetón....pos, pos ...pos yo te quiero más jaja chincha!

....creo que he visto esta película, hace un par de años... o al menos tenía el mismo título....¿será la misma? no la recuerdo bien, pero por el lío al describirla...creo que sí(los saltos en el tiempo...la escena de la infancia)
Volveré a verla..

...un día de estos, cuando encuentre cierta fotillo del pasado(ande andará), comprenderás en qué me he inspirado para hacer la última ilustración xD..
..y una última cosilla, el jueves no puedo ir(me hago una pruebecilla y tengo q guardar reposo)..maldita sea, ahora que vais "tos"!

Un besaco, te llamo

lola dijo...

Pues tendré que verla, por lo que cuentas parece interesante, eso si, Jim Carrey no me gusta mucho, pero haré el esfuerzo.
Un saludo,

Isa dijo...

Holaaaaa! he vuelto, por fín. He estado desconectada del mundo informático todo el verano casi. Esta mañana te escribí desde el insti pero no sé qué pasó, no se publicó.
Me apuntaré la peli ya que me fío de tí.
Te voy a escribir en la otra... un beso

Pablo Sánchez Herrero dijo...

Cierto, cierto, cierto! Qué peliculón. La segunda vez que la ves adquiere otra dimensión. Todo encaja del todo. E incluso Jim Carrey está fantástico. Cuando la vi, estuve hablando de ella a los cuatro vientos. "La ciencia del sueño" (también de Gondry) es otra maravilla. Que bien que hayas puesto esta reseña.

La Dama Se Esconde dijo...

En un principio me daba MIEDO verla porque no soporto a Jim Carrey, pero reconozco que superó por completo mis expectativas. A mi también me gusta pensar cuando veo una película, participar de alguna manera.
Biquiños