21 noviembre 2009

HAY FLORES Y FLORES

Hay flores alrededor de las cuales surgieron culturas enteras, flores con una historia a sus espaldas que valen un imperio, flores cuya forma, color y aroma reflejan, como los buenos libros, lo que han sido nuestras ideas y nuestros deseos a través del tiempo.
Es mucho pedir a una planta que adopte los cambiantes colores de los sueños humanos y quizás esto explique por qué sólo un pequeño puñado de ellas ha demostrado ser lo suficientemente flexible y servicial para esta tarea. La rosa, obviamente, es una de ellas; la peonía, particularmente en Oriente, es otra, y las orquídeas, desde luego superan a todas.

Son las reinas del mundo vegetal, muy versátiles y por ello han sobrevivido a las vicisitudes de la moda para ejercer su soberanía.

¿Y que es lo que distingue a estas flores de esa legión de flores silvestres que pueblan el mundo? Sin duda la diversidad de las primeras.

Hay flores que están muy bien, como la amapola, la malva, la campanilla y tantas otras, pero simplemente son lo que son, flores singulares dotadas de una identidad que sólo da pie a un pequeño número de cambios simples. Durante un tiempo pueden aparecer de moda, pero si no hay cambios en su imagen, se quedan anticuadas y se les olvida.

No ocurre así con la rosa, la peonía y la orquídea que son capaces de reinventarse a sí mismas una y otra vez para adaptarse a cualquier cambio en el tiempo y por lo tanto adaptarse a los cambiantes ideales de belleza de la humanidad.

15 comentarios:

Carmen dijo...

Es verdad, Pepe, hay que adaptarse a los cambios pero nunca perder la identidad... Un beso.

Sófía dijo...

Hola¡
Permiteme presentarme soy Sofía administradora de un directorio de blogs, visité tu blog y está genial, me encantaría contar con tu blog en mi sitio web y así mis visitas puedan visitarlo tambien.
Si estas de acuerdo no dudes en escribirme a sofiacastillo0801@hotmail.com
Exitos con tu blog.
Un beso
Sofía Castillo

Una senderista. dijo...

Hasta la más pequeña de las flores esconde gran belleza por muy sencilla que nos parezca

LU dijo...

Me gustan las flores de vivos colores, me gustan rodeadas de hierba, en su medio. No tanto en el jarrón de una casa.

Fiebre dijo...

Oye pues me vas a perdonar, pero la segunda flor no me gusta nada, pero nada.
Me da la impresión de que si cambia y se adapta al entorno, sólo puede tomar la forma de una flor carnívora de peli de terror.

Y ahí tienes a la margarita. Inmutable al paso de los siglos y tan acogedora, tan reconocible y querida. El refugio de las adolescentes con el ´pavo´, la que contemplamos en el campo...

Claro que no me hagas mucho caso, porque tú eres un entendido en estas cosas. Yo soy a la que no le gusta que le regalen un ramo. Verás...me encanta el detalle, pero preferiría cualquier otra cosa antes que algo que se ´me muera en las manos´.

En fin, el que me entienda que me compre.

Sara dijo...

Preciosas esas flores. Pero te ha faltado una imprescindible: las lilas.

Corpi dijo...

Bonitas las fotografías. Sin ninguna duda la naturaleza nos ha querido alegrar la existencia creando estas maravillas.

lola dijo...

Hola Pepe, en Cuba hay unas flores, galán de noche, que al atardecer sueltan un aroma riquísimo, por mi casa abundaban. Era agradable en las noches de verano estar sentada en la terraza y sentir el olor.
Y pensaba que yo era la única, pero no me gusta que Julio me regale flores, me da mal rollo que se marchiten.
Que tengas una buena semana.

Penélope dijo...

En Pontevedra es la tierra de las camelias, de todos los colores y de formas muy variadas, preciosas, todas ellas. Un bico, Pepe.

Bibiano Montes dijo...

Sin duda Pepe , son fascinantes las rosas y especialmente para más de uno las Orquídeas. Pero a pesar de estar domesticadas y de haberse reinventado en su savia siguen corriendo un puñado de genes salvajes.

EVA dijo...

Eh,
el otro día entré y me entretuve leyendo los comentarios...ay Pepe, es que yo no entiendo de flores...en realidad.....creo que me dicen algo las amapolas....ahora que lo pienso, me traen muy buenos recuerdos.....a la infancia...mmmmm
También me gustan los "patos", así se llaman en Guadix, ahora no sé el nombre técnico y no has puesto ninguno..snif, snif

Un besico, pases un buen finde(nus vamos)
BBBBBBBBBBB

isa dijo...

holaaaa! a mí me encantan toodaaas las flores, modernas, antiguas... me da igual, me gustan. Sus colores, olores, su alegría. Y las he pintado mucho, de muchas maneras y con distintas técnicas según soportes. Mmmmmme encantan! simplemente, besos.

Fcº Javier Barbadillo Salgado dijo...

Gracias a su diversidad genética las rosas, y otras flores, llegan a satisfacer cualquier antojo humano.

Biodiversidad, para todos los gustos.

Saludos.

Una senderista. dijo...

Las flores, ya sean sencillas como el jazmín o complicadas como las orquídeas, son todas magníficas.

Por cierto, utilizo el término "bichejos" de manera cariñosa, digamos, jeje, no soy muy amiga de insectos y demás, pero están ahí y son importantes.
Saludos

Merce dijo...

Un buen campo sembrado de flores silvestres es una delicia para los sentidos. Las amapolas me encantan.

Bonito blog y preciosa sección esta.

Un saludo