19 febrero 2011

LA CHICA DE PARIS


Une hirondelle a faiti le printemps
Francia, 2001, 103 min
DIRECTOR: Christian Carion
REPARTO: Michel Serrault, Mathilde Seigner, Jean-Paul Roussillon, Frédéric Pierrot, Marc Berman, Françoise Bette
OPINIÓN: Una muchacha en los treinta años y con éxito en el campo de la informática decide vivir en el campo porque la vida de la ciudad, atascos…, no le gustan. Pese a su madre, ella se apunta a un curso de dos años para ser granjera y le compra la granja a un viejo amargado en los Alpes y alejada de la civilización. El viejo, machista, está seguro que ella no aguantará mucho en este ambiente y le hace la vida imposible al mismo tiempo que intenta atraerla para tener compañía.
Esta historia rural sirve para desmontar las viejas ideas de lo bucólico.Y desde el principio, escenas de la matanza del cerdo, nos presenta la ruda y difícil vida rural, especialmente para una mujer.
A mi me ha gustado, sin exagerar, porque habiendo nacido en un pueblo y vivido con la amenaza de “estudies o te’n vas a cavar tarongers (estudias o te vas a cavar naranjos)” la felicidad del mundo rural y del que cuida cabras no me parece nada fácil de conseguir.
La película no es maniquea, y esa forma idílica de vida es lo que sienten los que la han vivido desde que nacieron, sin conocer la vida de ciudad, pero al que llega de nuevas no le resulta tan fácil.
Me gusta, sin exagerar, porque presenta los pros y los contras de la vida en contacto y dependencia directa de la naturaleza. Es el espectador el que al final decidirá, si no lo ha decidido ya, si vivir en el ámbito rural o en el urbanita. A mi me parece que cualquier decisión es la adecuada siempre que se haya hecho de una forma reflexiva.
Ser consecuente con un planteamiento ecologista de la vida no es tan fácil y teorizar sobre las bondades de la vida en contacto directo con la naturaleza no es lo mismo que “VIVIRLO”

11 comentarios:

AMADO dijo...

Úso esta ventana de comentario para rubricar,suscribir, corroborar y asumir TODITO todo lo que tan atinadamente apuntas en esta entrada. Ahora, veré la película, que la realidad, como tú mismo, también la viví y también me enseñó esas lecciones.

LU dijo...

Para seguir con mis costumbres de no leer demasiado antes de ver una película, la busco y una vez finalizada, paso por aquí.

Qué alegría encontrar esta entrada de cine.

Biquiños domingueros

Flores dijo...

Vivir en el campo o en la ciudad?, quien pudiera elegir una u otra opción, los que podemos nos hemos limitado a vivir en el campo pero, necesitando la ciudad para trabajar, bueno mi caso es un tanto extraño, vivo en el campo, empiezo a trabajar en la ciudad y luego remato el día por el campo...
Como me dijo un día un señor con una granja de cerdos: haga frio o calor, llueva o nieve mis animales comen todos los días...
Saludos

Aurora Cascudo Román dijo...

Pues parece mínimo entretenida, no?
Yo tengo ese dilema actualmente, la ciudad muchas veces me supera totalmente.

HOlaaaa, cuanto tiempo sin pasarme por los blogs..sin publicar en los pinos...vuelvo al ataque y poco a poco iré viendo qué has dejado tú en el tuyo..que sí que ha tenido mucha vidilla, eh?
:)

BICOOS

Pepe del Montgó dijo...

AMADO, no esperes mucho de esta película.
LU que a mi me gusta más el cine que otra cosa. De hecho me llegué a plantear que este fuera un blog de cine. Pero decidí abrir otro para los menesteres fílmicos.
FLORES la película trata exactamente de eso que te dijo el señor de la granja de cerdos.
AURORA se te notaba en falta con tus dibujos.

Vicente de Salamanca dijo...

Lo ideal es poder vivir en la ciudad y en el campo, eso es un privilegio que muy pocos tienen...
Al paso que va la humanidad si no pone remedio es fácil que nuestros biznietos no sepan lo que es el campo...
Siempre tendemos a admirar lo que no tenemos...
Si vivimos en ciudad admiramos el campo y al revés...
Dicho todo esto, no he visto la peli, tomo nota en mi lista...

lola dijo...

Vivir en el campo está bien cuando se es joven, pero cuando se llega a cierta edad y hay que ir a médicos a cada rato mejor la ciudad.

trapatroles dijo...

Me ha gustado la entrada, y como valenciano que soy...he sonreído con tan buena frase "estudies o te'n vas a cavar tarongers"...jejeje.
O com dia el meu iaio
"El mal faener no troba ferramenta bona"

saludos

Pepe del Montgó dijo...

VICENTE, vivir en Salamanca no está nada mal. La película no es nada del otro mundo, no te hagas ilusiones.
LOLA vivimos en ciudades pequeñas y además con mucho mar por delante.
TRAPATROLES esa frase me la decía mi padre.

geminis dijo...

el tema es interesante, vivir en contacto con la naturaleza debe ser maravilloso, pero cuando se esta tan acostumbrada a la ciudad es complicado, en lo personal solo me gustaria estar en un lugar asi de vacaciones, ja amo la ciudad
besos

Marta dijo...

Mira, justo ayer vi esta película y me encantó!
Está muy bien, la recomiendo