06 junio 2010

VIAJE POR RIOTINTO

En la Tierra existen algunos lugares donde se dan condiciones ambientales parecidas a las de Marte y uno de esos lugares es Minas de Riotinto, pequeño municipio de la provincia de Huelva. Desde un punto de vista astrobiológico, acercarse al río Tinto es hacer un viaje hacia atrás en el tiempo sobre la superficie de Marte. El paisaje de las minas en las que nace el río es sobrecogedor. Aquí se encuentran las explotaciones a cielo abierto más grandes del mundo, como Corta Atalaya que vemos al principio del video (minuto 00:32) y que los aficionados al cine recordarán por la película “El corazón de la Tierra” de Antonio Cuadri.
Durante mucho tiempo se pensó que eran los subproductos de la actividad minera los responsables de la extrema acidez del agua que la hacen tan fuerte como la lejía, y de la falta de peces, y del color rojizo del río, e incluso se llegaron a elaborar programas de limpieza y recuperación de sus aguas, que durante mucho tiempo se creyeron carentes de vida. Pero nada más lejos de la realidad: se han descrito más de 1.100 especies distintas de hongos y un centenar de algas, además bacterias. Hoy sabemos que la contaminación del río no es tal, sino que se trata del resultado de un complejo proceso de interacción entre las comunidades bacterianas que lo habitan y el sustrato ferruginoso.
Para que todo no sea tan científico, dos notas del carácter andaluz que habitaron estas tierras.
GOSSAN: Estas rocas, abundantes en la zona, reciben el nombre de Gossan porque los ingleses, explotadores de estas minas en el siglo XIX para la extracción de oro, las llamaron Gold Sand y los nativos adaptaron el nombre que es el que ha quedado definitivamente como científico.
MANGUATA: Aguardiente próximo a los 50º que tomaban los mineros de estas tierras y al que los ingleses denominaban “Man Water” Todavía se sirve con esta denominación en Minas de Ríotinto, y yo que lo he probado puedo aseguraros que te deja en un estado de suma placidez.

9 comentarios:

LU dijo...

Qué maravilla!!! Realmente curioso y fascinante.

Me ha hecho mucha gracia el apartado andaluz. Si yo le doy un traguito a ese aguardiente, de placidez pasaría al coma directamente….

Hay que ir a Andalucía, pero YAAAA

Biquiños

Flores dijo...

Siento no conocer mucho Andalucía,
las minas espectacularos, debe sobrecoger un poco el silencio allí, antaño debía de haber un ruido ensordecedor.
El rio tinto es curiosísimo, gracias por el paseo.
Saludos

Annick dijo...

Cuando visite esta región , me impacto ver este río (?) tan verde , tan bonito con pancarta enorme que decían ¨prohibido el baño ¨.
Vamos , que pones el dedo y te quedas sin brazo !

Saludos desde Málaga.

Pepe del Montgó dijo...

LU si vienes por aquí cuenta conmigo para conocer los puntos más interesante, que son muchos.
FLORES sobrecoge así mismo ver una gran cantidad de maquinaria abandonada y oxidada.
ANNICK la guía del recorrido por el Rio Tinto avisa de no poner los anillos en contacto con el agua ni la ropa por su gran acidez.

Jack dijo...

Pepe, el agua que se ve en la mina Atalaya en tu video fue quitada mediante ordenador en los planos de la película que citas. La película me parece que es bastante fiel a la vida que había en en esas minas. Me parece interesante tu montaje del recorrido por el rio Tinto. Saludos

Juan T.A. dijo...

Mirando el video te puedes hacer a la idea de la dureza del medio, trabajar allí devió ser duro, muy duro tanto como sorprendente que se encuentre algún vestigio de vida en semejantes condiciones. Si Marte es similar no creo que lo declaren 'ciudad de vacaciones'
La fuerza de esos rojos sobre el agua debe dar mucho juego, a la par de la maquinaria abandonada a su suerte, buen lugar para dar rienda suelta a la captura de imágen.
Saludos

Magamerlin dijo...

Como no bebo seguro que el aguardiente me hace efecto y termino siendo como los dragones echando fuego ajajá.
Buena entrada.
Besos, hasta pronto.

Penélope dijo...

Mi familia paterna es de un pueblo de León que vivía exclusivamente de la mina y del cultivo de la vid (y todo se fue ¡al carajo!, como dirían los mexicanos) y, perdón por la expresión. Bonito post.

trapatroles dijo...

El río Tinto con sus colores es por sí mismo un atractivo, además del pueblo minero. Buena entrada, Pepe.